25 de noviembre de 2013

2º BACH. "La casa de Bernarda Alba", de Federico García Lorca. Contexto político y social

Antes de comenzar la lectura de La casa de Bernarda Alba nos sumergiremos de lleno en el contexto político y social en el que su autor, Federico García Lorca, vivió y gestó su obra.

La vida de Lorca transcurrió entre dos fechas claves en la historia de España: su nacimiento se produjo el año del Desastre, en 1989, y su muerte en 1936, pocos días después del estallido de la guerra civil española. Se trata de un periodo convulso en la historia de España en el que, en tan solo 38 años, el país vio caer el régimen de la Restauración, vivió la dictadura del general Primo de Rivera, asistió a la proclamación de la 2ª República y acabó despeñándose en una guerra civil que duraría tres años y que dejaría tras de sí una estela de cadáveres, odios y venganzas.

Para conocer mejor este periodo histórico puedes consultar estos apuntes y visualizar los vídeos que aparecen a continuación. A través de ellos serás testigo de algunos de los acontecimientos históricos que marcaron la vida de Lorca y el devenir de un país desorientado y conflictivo que no supo evitar una guerra fratricida. 

Este vídeo te servirá para recordar el periodo de la Restauración borbónica en España (1874-1931):




Al desprestigio y debilitamiento del sistema de la Restauración contribuyeron de forma notable dos derrotas militares: el conocido como Desastre del 98 y el Desastre de Annual (21 de julio de 1921). Y la crisis política en la que estaba sumido el país propició el golpe de Estado y la posterior dictadura del General Primo de Rivera (1923-1930), bendecida por el rey Alfonso XIII:



Tras la dimisión de Primo de Rivera, aceptada por el rey, el sistema monárquico se desmoronó definitivamente, el monarca abandonó el país y el 14 de abril de 1931 se proclamó la 2ª República:



Y cinco años después de la proclamación de la 2ª República, el 18 de julio de 1936, España se precipitó en un guerra civil que se cobró miles de vidas humanas. Federico García Lorca fue, precisamente, una de las primeras víctimas de la guerra: tras ser detenido por las fuerzas nacionales, murió fusilado en agosto de 1936 en su Granada natal.

No hay comentarios: