15 de marzo de 2017

IX Jornadas de Educación Digital: #Jedi2017

El 9 y 10 de marzo la Universidad de Deusto acogió por noveno año consecutivo las Jornadas de Educación Digital (JEDI), organizadas por Cátedra Telefónica-Deusto y Aulablog. En esta ocasión, el programa se apoyaba en tres pilares fundamentales: la exposición de experiencias docentes, la conferencia de Charo Fernández (@yalocin) y los talleres simultáneos.  



Así, el primer día de las jornadas nos sirvió para conocer de primera mano seis EXPERIENCIAS DE AULA que se han llevado a cabo en diferentes centros educativos:
  • Martxeli Múgica, profesora de Lengua Castellana y Literatura del colegio La Salle de Bilbao, acompañada de dos de sus alumnos (Galder y Ane), fue la encargada de presentar “Yo, Lázaro”, un proyecto que llevó a cabo el curso pasado en 3º de la ESO. La propia Martxeli Múgica nos había hablado ya de esta experiencia en una entrada de Tres Tizas, y a ella me remito porque en ella se explica de una manera rigurosa y clara en qué consistió este proyecto cuajado de interesantes propuestas.
  • Mª Cruz Colmenero y Mª Jesús Elorduy, profesoras del IES Mungia BHI, nos presentaron un proyecto interdisciplinar, “Lehen sektorea gure ingurunea aztertzen”, que se ha llevado al aula durante este curso académico y cuyo propósito ha sido acercar al alumnado de 3º de la ESO al mundo del baserri. Más información en su página web.
  • Matxalen Belaustegigoitia y Dani Oreka, profesores de Esclavas-Fátima, fueron los encargados de desgranar algunas de las claves que han convertido su colegio en un referente de innovación educativa. Así, en los últimos años han apostado por el ABP (Aprendizaje Basado en Proyectos), que se ha convertido en la piedra angular de Primaria. También se están llevando a cabo en este centro educativo proyectos verticales que se trabajan a lo largo de dos semanas y en los que se implica todo el centro y todas las asignaturas. Además, participan en Make World, un proyecto europeo liderado por la Universidad de Deusto cuyo objetivo es trabajar las áreas STEM (Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas) de una manera innovadora a través de actividades que contribuyan también a desarrollar el pensamiento computacional. 
  • Nagore Marcos, profesora de Biología y Geología de San Félix ikastetxea, presentó un proyecto centrado en el tema de la hidrosfera en el que sus alumnos de 1º de ESO tuvieron que utilizar el móvil como herramienta de trabajo. El proyecto se inició con una visita del alumnado a las depuradoras de Barakaldo y Sestao, continuó con una labor de investigación y culminó con la elaboración de unos vídeos utilizando apps para teléfono móvil. La difusión del proyecto y las actividades de autoevaluación y coevaluación sirvieron para cerrar la tarea.
  • Arturo Esteban y Txaro Belamendia, profesores del colegio Maristas de Bilbao, asistieron acompañados por Gorka Ruiz, un alumno del centro que elaboró un vídeo muy ilustrativo en el que explicaba el proceso que ha hecho posible la introducción de la robótica en todos los niveles educativos, desde los 5 años hasta 2º de Bachillerato. Para emprender esta aventura y potenciar el pensamiento computacional entre el alumnado, el colegio El Salvador Maristas ha contado con el apoyo y la colaboración de Trastea.club
  • Ángela García nos presentó “Hiri lagunkoiak/ Ciudades amigables”, un proyecto interdisciplinar de aprendizaje-servicio que pretende potenciar la conciencia cívica del alumnado en el ámbito de la accesibilidad urbana. En este tríptico se ofrece información más detallada acerca de esta iniciativa. También puede consultarse su página web: ciudadesamigables.org

El segundo día de las JEDI tuvimos la oportunidad de escuchar la PONENCIA DE CHARO FERNÁNDEZ (@yalocin). Esta profesora madrileña nos convirtió a todos los presentes en maestros Jedi de “La evaluación auténtica”. Pero para ello tuvimos que superar los niveles anteriores. Así, en un primer nivel, todavía con la insignia de “aprendices Padawan” colgada en la solapa, nos habló Charo de la evaluación y de su doble función: social y pedagógica. Superado este nivel, pasamos a ser caballeros Jedi, momento en el que recibimos instrucción acerca de las herramientas de evaluación, de los tipos de evaluación y de los agentes evaluadores. Y, por último, alcanzamos el nivel de maestro Jedi cuando aprendimos a evaluar nuestra práctica como evaluadores. 

Y no podemos olvidarnos de los TALLERES SIMULTÁNEOS que se organizaron durante los dos días que duraron las JEDI y que aparecen recogidos en la página oficial de las Jornadas. El primer día participé en el taller de ABP impartido por Berta Martínez, Susana López e Isidro Vidal; y el segundo día asistí a un taller de gamificación de la mano de Maru Domenech y Marcos Cadenato. Recojo aquí las presentaciones que sirvieron de base a ambos talleres: 

15 de febrero de 2017

#ProyectoEdia: "Nuestro juego de mesa"

Durante estos últimos meses Marian Calvo (@Hautatzen) y yo hemos estado trabajando juntas en una propuesta que nos hizo el CeDeC el curso pasado: participar en la elaboración de REAs (Recursos Educativos Abiertos) de Lengua Castellana y Literatura para Secundaria. Estos recursos, que están siendo publicados bajo el título genérico de “Hacemos cosas con palabras”, se enmarcan dentro del Proyecto EDIA (Educativo, Digital, Innovador y Abierto), gracias al cual se han publicado en el último año interesantes materiales didácticos para Primaria y Secundaria que siguen la metodología del trabajo por proyectos (ABP).

En una entrada anterior publicaba nuestro primer REA, ‘Yincana de seres de ficción’, centrado en el texto descriptivo. Ahora el CeDec, a través de su página web, acaba de difundir nuestro segundo REA, titulado “Nuestro juego de mesa”, que hoy presento aquí al mismo tiempo que Marian lo hace en su blog, Hautatzen.

Haz clic en la imagen para acceder al REA

Se trata de una secuencia didáctica dirigida al alumnado de Secundaria que tiene como objetivo final repasar, reforzar y consolidar los conocimientos ortográficos de una manera lúdica y divertida: a través de un juego de mesa diseñado por los propios estudiantes, el cual irá acompañado de un manual de instrucciones y de un vídeo explicativo.

Este objetivo final se consigue a través de un proceso estructurado en tres etapas:
  • Etapa inicial de introducción y motivación.
  • Etapa intermedia, en la que se incluyen las tareas relacionadas con el diseño y creación del juego de mesa, así como aquellas tareas vinculadas a la elaboración del texto instructivo con las reglas del juego.
  • Etapa final: elaboración del vídeo instructivo y difusión del proyecto.

Por otro lado, la evaluación es un elemento esencial en este proyecto, para lo cual se ponen a disposición del profesorado varias herramientas. Entre ellas, se encuentran las siguientes:
Puesto que los juegos de mesa han acompañado al ser humano desde siempre y han sido capaces de regalarnos instantes inolvidables de diversión y placer, ¿por qué no servirnos de ellos para aprender ortografía? Un reto que merece la pena afrontar.



7 de febrero de 2017

#Proyecto EDIA: "Yincana de los seres de ficción"

Estos últimos meses he estado trabajando con Marian Calvo (@Hautatzen) en la propuesta que nos hizo el CeDeC el curso pasado: crear REAs (Recursos Educativos Abiertos) para Lengua Castellana y Literatura, continuando así a una labor ya iniciada por el equipo de Bloggeando (@bloggeando) y que ha dado como resultado la publicación de diversos materiales didácticos para Educación Secundaria englobados bajo el título genérico de “Hacemos cosas con palabras”, los cuales irán ampliándose en los próximos meses.

Esta iniciativa se enmarca dentro del proyecto EDIA (Educativo, Digital, Innovador y Abierto), cuyo objetivo es fomentar la metodología del trabajo por proyectos (ABP), ofreciendo al profesorado múltiples ideas, herramientas y recursos para que puedan ser llevados al aula, tanto en Primaria como en Secundaria.

En este sentido, el CeDeC acaba de publicar y dar difusión a nuestro primer trabajo: “Yincana de los seres de ficción”, que hoy presento en este blog al mismo tiempo que Marian lo hace en el suyo: Hautatzen

Haz clic en la imagen para acceder al REA

Se trata de una propuesta de ABP dirigida al alumnado de Lengua y Literatura de 2º de ESO cuya tarea final consiste en el diseño de una yincana de códigos QR elaborada a partir de vídeos producidos por los propios estudiantes que tienen como eje vertebrador el texto descriptivo.

Para ello, los estudiantes deberán acercarse al universo de la narrativa de ficción, seleccionar un personaje ficticio y aprender técnicas relacionadas con la descripción con el objetivo de elaborar un texto descriptivo centrado en el personaje elegido. Una vez redactada la descripción, la grabarán en audio, elaborarán un vídeo, generarán a partir de él códigos QR y organizarán una yincana. Estas y otras tareas son las que forman parte del REA “Yincana de los seres de ficción”.

Por otro lado, a lo largo de todo este proceso los estudiantes contarán con dos herramientas fundamentales que les servirán no solo para revisar qué y cómo están aprendiendo sino también para recoger sus evidencias de aprendizaje: el portafolio personal y el cuaderno de equipo. Además, se pone a disposición del profesorado y del alumnado multitud de recursos y herramientas, recopiladas todas ellas en el apartado "Documentos y recursos" de la Guía Didáctica. Algunas de estas herramientas son las siguientes: 

Por lo tanto, en esta secuencia didáctica tendremos la oportunidad de acercarnos a los seres de ficción que nos han ido acompañando a lo largo de nuestra vida. Los describiremos y jugaremos con ellos porque… ¿quién ha dicho que no existen?

25 de enero de 2017

Jornada "Colaborar para enseñar" 2017. Crónica

El pasado sábado se celebró en MediaLab-Prado la tercera edición de la jornada “Colaborar para enseñar" (#jespibase17), organizada por la Fundación Colegio Base y la Asociación Espiral y cuyo objetivo es dar a conocer una selección de experiencias colaborativas que se están llevando a cabo en distintos centros de enseñanza.


Haz clic en la imagen para ampliarla

La PONENCIA PRINCIPAL del día corrió a cargo de Antonio Rodríguez de las Heras (@ARdelasH), catedrático de la Universidad Carlos III de Madrid, premio Fundesco de Ensayo en 1990 por el libro Navegar por la información, y autor de obras como El esplendor de la escritura (2012) o Metáforas de la sociedad digital (2015), entre otras. Rodríguez de las Heras invitó al público a reflexionar acerca de la encrucijada en la que se halla la educación y del impacto transformador que ha supuesto la introducción de la tecnología en los entornos educativos, para lo cual se sirvió de una serie de metáforas visuales. Su mensaje fue claro: en esta nueva sociedad digital ya no tiene cabida la cultura libresca de antaño y tampoco tiene sentido el conocimiento empaquetado; por el contrario, lo que debemos ofrecer a los estudiantes son pequeñas piezas de Lego que podrán ir combinando a voluntad para que sean ellos mismos quienes construyan su propio conocimiento.

A continuación tuvo lugar la entrega del PREMIO FUNDACIÓN COLEGIO BASE, que este año recayó en Contamos con eMotion, un proyecto colaborativo e interdisciplinar que sugió a partir de un taller de stop motion impartido Juan Carlos Miguel Sanz (@jcmisanz) y Mª Luz Beloso (@LuzBeloso) hace exactamente un año en este mismo encuentro educativo. El objetivo principal de esta propuesta se basa en utilizar la técnica del stop motion para trabajar la narrativa digital en el aula. Para ello, el curso pasado se ofreció una propuesta didáctica centrada en la figura de Cervantes (#CervantesConEmotion), mientras que este año se ha puesto el foco en la figura de Federico García Lorca (#LorcaConEmotion), aprovechando que toda la obra de este escritor granadino ha pasado a ser de dominio público. No obstante, se trata de propuestas que no tienen por qué ser utilizadas de forma obligatoria ya que existe libertad absoluta a la hora de elegir la temática en torno a la cual girará la narrativa digital que se desarrollará en el aula. En cualquier caso, todo aquel que quiera participar en este proyecto encontrará el formulario de inscripción, tutoriales e información más exhaustiva acerca del mismo en el blog creado para ello: contamosconemotion.blogspot.com.es/.

31 de diciembre de 2016

#garabatember2016


Cuando tenía 22 años y comencé a trabajar en la enseñanza coincidí con un compañero que solía decirme a menudo: “Nunca muestres tus habilidades en público”. Porque -según la teoría que él defendía a ultranza- mostrar las habilidades en público equivalía a dejar la puerta abierta a los aprovechados y oportunistas. Yo no soy tan escéptica y desconfiada como él (aunque la vida a veces me ha dado motivos para serlo), pero es un consejo que nunca me ha costado seguir. De hecho, confieso que mi natural timidez me ha empujado casi siempre a intentar pasar por la vida de puntillas y lo más desapercibida posible.

Sin embargo, hay algo que, consciente o inconscientemente, he tratado de evitar siempre que me ha sido posible: mostrar mis carencias en público. Y una de las múltiples carencias que me caracterizan es que no sé dibujar. Por este motivo, haberme sumado durante el mes de diciembre al reto de Garabatember (hacer un dibujo al día a partir de un determinado garabato), que fue divulgado en Twitter por el equipo de Dibújamelas, ha supuesto para mí un gran esfuerzo pero, al mismo tiempo, una inmensa liberación. Afirmaban en la página web de Garabatember que el objetivo principal de esta iniciativa era conseguir que levantáramos un lápiz de nuevo y volviéramos a dibujar “con la libertad con la que lo hacías cuando eras pequeño/a”. Pero es que a mí, cuando era pequeña, no me dejaron dibujar. Mi hermano, con la sola ayuda de un lápiz, era capaz de trazar sobre el papel asombrosos dibujos ante los cuales no podían competir mis intentos torpes y desmañados. Así que mis padres –seguramente empujados por la mejor de las intenciones- me dijeron un día: “No dibujes, que no es lo tuyo”. Y dejé de dibujar. Es asombroso y terrible cómo nos marcan las etiquetas que nos colocan en la niñez: mi hermano era el que dibujaba bien, y yo era la niña aplicada que siempre sacaba buenas notas pero que no sabía dibujar. 

Y con eso me quedé. Por esta razón, cuando alguien me pedía que dibujara algo, de mis labios brotaba siempre a borbotones la misma cantinela: “Yo no sé dibujar”. Y era tal la seguridad con la que afirmaba esta verdad incuestionable que nadie osaba contradecirme jamás. Mi participación en Garabatember me ha servido para levantar de nuevo el lápiz, para ahuyentar mi miedo a dibujar y, sobre todo, para enterrar para siempre aquellas palabras que tantas veces oí en la niñez y que acabé creyéndome: “No dibujes, que no es lo tuyo”. Y las sigo creyendo porque son ciertas, pero también sé –y eso lo he ido aprendiendo a lo largo de la vida- que a hacer algo se aprende haciéndolo y no escudándose en el cómodo “no sé”. Y he dibujado. Mal, pero lo he hecho. Y hoy, último día de este mes de diciembre lleno de garabatos, miro hacia atrás y descubro que la mayor parte de mis dibujos –si no todos- tienen un cierto toque infantil. Quizá porque, al hacerlos, estaba resucitando a aquella niña que un día colgó sus lápices de colores, a aquella niña a la que le hubiera gustado oír: “No sabes dibujar pero inténtalo y persevera porque puedes conseguir todo aquello que te propongas”.

 Álbum de dibujos


16 de diciembre de 2016

Centenario de la generación del 27 #poema27

El 16 y 17 de diciembre de 1927, con motivo de la celebración del tercer aniversario de la muerte de Luis de Góngora, un grupo destacado de intelectuales, políticos y escritores se reunieron en el Ateneo de Sevilla para reivindicar la obra del genial poeta cordobés, sumida hasta entonces en un injusto olvido.

Crédito de la imagen
Aquel encuentro, al que también fueron invitados algunos jóvenes poetas del momento (Luis Cernuda, Jorge Guillén, Gerardo Diego, Dámaso Alonso, Federico García Lorca o Rafael Alberti, entre otros), supuso –en palabras de Dámaso Alonso- el "primero y más concreto acto público” de la que posteriormente sería conocida como generación del 27. Hoy, 89 años después de aquel evento que fue recogido en la famosísima fotografía que hemos reproducido arriba, nos queremos sumar por segundo año consecutivo a la iniciativa de Toni Solano y rendir homenaje así a estos escritores comprometidos con su mundo que tanto dieron a las letras españolas. Para ello hemos decidido recordar un poema de Rafael Alberti, el poeta gaditano que precisamente aquel 16 de diciembre de 1927 cumplía 25 años y acababa de recibir el Premio Nacional de Poesía por un poemario cargado de nostalgia: Marinero en tierra.



Sobre este conocido poema de Rafael Alberti, escrito y publicado en el exilio, se han hecho muchas interpretaciones y ha sido analizado desde múltiples claves y perspectivas: desde la amorosa hasta la política. En cualquier caso, es un poema que permanece vivo, gracias, en parte, a que el músico argentino Carlos Guastaviano lo convirtió en canción en 1941 y el compositor catalán Joan Manuel Serrat lo incluyó en su álbum La paloma en 1969. 

Sin embargo, en la nómina de la generación del 27 se echa en falta la presencia de mujeres. ¿O es que acaso las mujeres de la época no escribían? Nada más lejos de la realidad. Por este motivo, al igual que aquel encuentro ocurrido hace ya 89 años sirvió para reivindicar la obra de Luis de Góngora, hoy queremos también reivindicar el derecho que les asiste a las escritoras coetáneas de los poetas del 27 a ser sacadas del inaceptable olvido al que han sido condenadas durante décadas. Para ello rescataremos un magnífico documental de RTVE titulado “Las sin sombrero, que forma parte de un proyecto transmedia que pretende precisamente divulgar y conservar el legado literario de estas mujeres que formaron parte de la generación del 27 y de las que poco se ha sabido hasta ahora. Y, para finalizar, te invitamos desde aquí a conocerlas mejor a través de esta webdoc, porque “sin ellas la Historia no está completa".